No hay tregua en la ciberguerra


Armados con computadores, tropas enteras de hackers están agitando las aguas del conflicto en el Cáucaso.

Usuarios de internet de Rusia y Georgia han atacado importantes sitios de lo que consideran su país enemigo, en un eco virtual de las batallas en el terreno.

Varios sitios del gobierno georgiano han sido vandalizados o desconectados por hackers presuntamente basados en Rusia.

Por ejemplo, quien visita el sitio del presidente de Georgia, Mijail Saakashvili, es derivado a una página que lo señala como un Hitler moderno.

Se cree también que redes de hackers han puesto fuera de servicio a los sitios del parlamento y la cancillería de Georgia en repetidas oportunidades en los últimos días.

Por su parte, se culpa a hackers de Georgia de atacar sitios de noticias de origen ruso y páginas del gobierno separatista de Osetia del Sur, que es apoyado por Rusia.

Expertos de seguridad en internet afirman que es inevitable que un conflicto originado en un movimiento separatista en el Cáucaso se traslade también al ciberespacio.

Según Alex Shipp, de la empresa de seguridad en internet MessageLabs, las repúblicas de la ex Unión Soviética son, junto a China y Brasil, centros mundiales del “cibercrimen”.

Shipp afirma que mientras los hackers chinos son especialistas en el espionaje industrial y los brasileños son más adeptos al fraude financiero por la red, los delincuentes rusos dominan el mercado en términos de herramientas disponibles para principiantes.

“Varios sitios rusos se especializan en vender software que quienes desean ser ciberdelincuentes pueden descargar”, afirma Shipp.

Lado oscuro

La asociación entre Rusia y ciberdelincuentes no es nueva: viene desde la caída de la Unión Soviética, un momento que coincidió relativamente con el comienzo de la era de internet a principios de los ’90.

Para miles de jóvenes que crecieron en los años después del colapso del comunismo, las computadoras significaban el nuevo espíritu emprendedor.

La tarea de programar era tratada como una herramienta de desarrollo e iniciativa personal, y muchos de esos principiantes entusiastas se transformaron en hábiles ingenieros de software.

Según el analista de tecnología de la BBC, Mark Ward, éstos aprendieron su oficio, en parte, gracias a una generación anterior de emprendedores brillantes en la era soviética.

Esa generación diseñó formas de superar los defectos de los equipos primitivos en los que se veían obligados a trabajar.

Pese a que los nuevos ingenieros rusos tenían habilidades comparables con las mentes más brillantes de Silicon Valley, sus salarios eran mucho más bajos que los de sus colegas en Occidente.

Aburridos y mal pagados, muchos usaron su talento para transformarse en hackers.

De a poco, atrajeron a nuevos financistas del mundo clandestino postsoviético. Los gángsters aprovecharon las capacidades de los hackers y las ganancias del cibercrimen crecieron.

El resultado, de acuerdo al analista de tecnología Bill Thompson, es un negocio que en la actualidad se asemeja al “lado oscuro de Silicon Valley”.

Facilidades

Las personas que son acusadas de atacar a sitios gubernamentales en la guerra entre Georgia y Rusia están utilizando muchos métodos que fueron creados por los pioneros del cibercrimen.

Sin embargo, es mucho más difícil rastrear a hackers que actúan por sentimientos nacionalistas y no por obtener ganancias económicas.

“Cuando la acción involucra una extorsión o un fraude, uno puede seguir la ruta del dinero”, explica Bill Thompson. “Pero los ataques motivados políticamente son casos imposibles para la policía”.

Además, la tecnología necesaria para ser un hacker es cada vez más accesible.

La forma más común de los ataques usar redes de computadoras que han sido secuestradas (algo conocido como botnet), que a su vez toman control de un sitio con más tráfico del que puede manejar. Eventualmente, el sitio colapsa.

Este tipo de ataques son a menudo resultado del trabajo de principiantes, que pueden encontrar las instrucciones paso a paso para hacerlo en internet.

Los expertos, en cambio, se dedican más a acciones de vandalización, que son ataques que manipulan el contenido de un sitio considerado seguro o que lograr derivar el tráfico hacia otro sitio.

Espacio sin leyes

Según Anton Nosik, un empresario ruso pionero de la internet, la mayoría de los hackers son adolescentes con conexiones de banda ancha y mucho tiempo libre en sus manos.

Nosik asegura que los sitios que están basados en países con redes pequeñas y poco desarrolladas son los más vulnerables a los ataques de los hackers.

Si el gobierno de Georgia quiere reducir esta vulnerabilidad, Nosik cree que debería considerar trasladar sus sitios a proveedores en Estados Unidos o en Europa Occidental.

Si hace esto, Georgia seguiría el ejemplo de los separatistas de la república rusa de Chechenia, otro objetivo frecuente de los hackers rusos.

“Los sitios web de los militantes chechenos están albergados en países de Europa Occidental con redes grandes y seguras, capaces de manejar volúmenes de tráfico más grandes y por lo tanto, más difíciles de ser desactivados por un hacker”, explica Nosik.

Pero, advierte, no hay defensa total frente a los hackers más determinados, que encuentran en Rusia un paraíso del cibercrimen.

“La misma noción del crimen sólo existe en lugares donde existe la ley y esa ley es aplicada”, dice.

Las leyes globales para gobernar el ciberespacio todavía están siendo diseñadas.

En los países donde se está luchando una guerra, es muy poco probable que sean aplicadas.
BBC

(Articulo tomado de www.multimedios.com)

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: